Lubricación con cantidades mínimas

Con la Lubricación con cantidades mínimas (MQL), el medio de lubricación es transportado en forma de una neblina de aceite (aerosol) hacia el canto del corte. A lo contrario del fluido de mecanizado convencional (FMC), se necesitan solo mínimas cantidades de aceite para la extracción de viruta. La mayor parte de la energía térmica se traslada gracias a la corriente de aire y las altas velocidades de la herramienta con la viruta.

Una dinámica producción de aerosol y funciones de supervisión en el interior de los sistemas MQL permiten la más alta seguridad de los procesos.

 

Comparación de los procedimientos

FMCMQL
Reducidos costes de adquisción de la máquina de herramienta      
Reducidos costes de adquisición del sistema de lubricación      
     
Mayores tiempos de vida de las herramientas      
Velocidades de corte más altas      
Temperatua homogénea en el corte      
Tiempos de elaboración reducidos      
Mejores calidades de superficie      
     
Consumo de fluido de mecanizado alto bajo
Virutas mojadas secas
Piezas después del mecanizado mojadas secas
Filtración del fluido de mecanizado necesaria no necesaria
Eliminación del fluido de mecanizado necesaria no necesaria
Limpieza de virutas necesaria no necesaria

Formas de mecanizado:

  • Fresado
  • Torneado
  • Roscado
  • Moldeado de rosca
  • Taladrado
  • Perforado
  • Pelado
  • Laminado ...

¿Así de claro...?

¡Así de claro! El mayor reto en las aplicaciones de MQL consiste en generar y aplicar un perfecto aerosol. Para muchos fabricantes esta exigencia no es de lograr. Aquí en LUBRIX dominamos el aerosol perfecto. Tamaños de partículas de los más homogéneos entre 0,1 y 1 µm, parametrizados exactamente y vigilados para un proceso seguro.

1 Canal

Hasta la década de los 90 se conducía el aceite lubricante y el aire en dos canales separados por el husillo. Los dos medios se mezclaban en el porta-herramientas. 

Hoy, los sistemas LUBRIX generan un aerosol de lubricante en sistemas MQL modernos y conducen el medio MQL preparado de forma controlada a la talla. Para el usuario se traduce en ventajas exclusivas:

  • Transporte homogéneo del aceite
  • Consumo de aceite reducido
  • Instalación sencilla
  • Tiempo de reacción más corto
  • Sin efecto de restricción en el porta-herramientas
  • Fugas en conductos tienen un efecto menos negativo
intern-extern1

Conducción interna

Conducción externa

Refrigeración óptima

Sombreado

Conducción externa

Una boquilla extrusora aplica el aerosol desde el exterior sobre el filo de la herramienta. Para herramientas sin canales de refrigeración solo se puede aplicar la conducción externa.

 

Conducción interna

El aerosol es conducido por la herramienta y se aplica así directamente en el lugar del arranque de virutas. De esta manera se puede lograr una lubricación óptima con un mínimo consumo de aceite.

En lo posible se debería siempre aplicar la conducción "interna", para así evitar efectos de sombreado y pérdidas por esparcimiento.

Otra ventaja de la conducción interna se debe al hecho que en este caso no es necesario ajustar ángulos de inyección de las boquillas manualmente.